La noche de este reciente viernes se tenía pautada la presentación de Baby Rasta & Gringo en la discoteca Embarcadero 41 de la capital peruana, con la previa participación de artistas locales y con desfile de lencería incluído, los cuales transcurrieron sin ningun tipo de percance hasta pasado la 1 de la madrugada, donde los artistas llamados “Los Lobos” eran anunciados una y otra vez como el plato de fondo. Sin embargo las horas pasaron, haciéndose estresante e irritable la situación empezando a predominar las pifias y reclamos por parte del público presente.

Siendo casi las 3 de la madrugada, un rumor se hacía fuerte de la cancelación imprevista del show con la llegada y partida de los intérpretes de “Luna Llena” del lugar; ello debido a no haberse cumplido el acuerdo establecido entre la productora y las oficinas de los artistas. Minutos más tarde finalmente sería confirmado por parte de la seguridad del local y con el evidente apagado de luces, dándose de esta manera a entender que el show se había cancelado. Con lo cual la mayoría de los presentes ofuscados no dudaron por recurrir a la violencia, destruyendo todo lo que encontraran al paso dentro y fuera del local, al sentirse estafados ante muchas horas de espera, con el sacrificio de asistir desde zonas lejanas y al haberse roto las entradas al ingreso, pues esto impide que puedan reclamar la devolución del dinero. Mientras otros recurrirían a realizar sus denuncias al Indecopi (ente peruano que entre sus funciones se encarga de dar protección al consumidor).

Hasta el momento, la productora a cargo Skylab Promote Group no se ha manifestado referente a la cancelación de última hora del show de Baby Rasta & Gringo y los hechos lamentables acontecidos.